Día 232 – En busca de la paz

El Rosedal de Palermo
El Rosedal de Palermo

Mi padre dice que hay pocas cosas que transmiten tanta paz como la proximidad del agua. Y tiene razón.

Hoy el sol acariciaba tibiamente, y nos fuimos con Damián a dar la vuelta al Rosedal. Es uno de mis sitios preferidos de la ciudad, por su belleza y la distención que provocan los árboles meciendo sus ramas sobre el lago y el ir y venir animado de los botes.

Hoy estábamos inusualmente callados. Sería la música que tocaba un pequeño conjunto de cámara enfrente, o el divagar de los pensamientos, en mi caso, dando rienda a mi imaginación, a los sueños e ilusiones de un futuro próximo, incierto como todo porvenir, al que espero con alegría pero que a la vez me atormenta…

Anuncios

3 Comments

    1. Fue una muy linda tarde… y me parece que cada cual andaba volando en un mundo interior que no encontraba palabras para salir hacia afuera, un mundo interior que estábamos tratando de poner cada uno en orden…
      Sin embargo, fue una muy linda tarde en tu compañía… así da gusto poner la cabeza en orden!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s