Se viene el agua

Jacarandás antes de la tormenta

Justo antes de la tormenta, tuve mi clase de manejo. Aprendí a estacionar con la amenaza gris plomo del cielo. Luego, llegué chorreando agua a casa porque la lluvia me tomó por sorpresa bajando del colectivo.

Pero antes de la tormenta fotografié estos jacarandás que encontré en la avenida, antes de que el viento y las gotas gruesas los despojen de muchas de sus flores…

Anuncios