Ferroclub Remedios de Escalada

La francesita

La francesita

En el Ferroclub de Remedios de Escalada un puñado de “locos” dedican sus domingos por la tarde a restaurar antiguas locomotoras y vagones. De esa manera, un señor de más de 90 años te espera sobre un vagón dinamométrico, que servía para monitorear los problemas de las locomotoras, de los cuales sólo queda otro en Inglaterra. Con pasión explica, nos cuenta, nos enseña. Hay también un vagón especial, usado por las familias adineradas para viajar con más comodidades; tiene bañera y salón con vista panorámica en la cola del tren. Hay también locomotoras que fueron las estrellas del servicio local, hoy destartaladas y en reparación. Hay locomotoras de vapor, y muchos pero muchos vagones y máquinas a restaurar. Y hay un vagón comedor restaurado como cafetería donde vale la pena detenerse.

Anuncios