La prueba del delito

Alguien hizo trampa

Alguien hizo trampa

El año pasado una madre presentó una denuncia a supervisión. Su hijo repetía primer año “por culpa” de inglés, dibujo técnico y geografía. Como mi materia “es la menos importante” pidió revisión de examen y cuestionó lo incuestionable. La denuncia hizo mella (metió miedo) y decidieron volver a tomarle a mis espaldas. Fue vox pópuli que el chico aprobó pero que, entre los polos y el Ecuador, no sabía cuál de los dos tenía clima cálido. De allí, los errores que deseen imaginar.

Cuestión, yo me sentí vapuleada en mi tarea, que pasaron por encima y me desautorizaron cuando el chico no sabía ni había hecho nada durante todo un año. Ese chico pasó de año y lo pasaron al turno mañana para que “nadie se entere”, aunque cuando sus ex compañeros me saludaban por los pasillos, yo escuchaba que comentaban entre ellos: “che, ¿viste Sassano…?”

Todo vuelve. Este año la madre hizo un escándalo y fue a supervisión porque la criatura repetía 2° año con 5 materias… ya no con 3, ya no había dudas sobre una sino sobre tres. No sabían cómo sacársela de encima, porque pucha que metió presión. Mientras tanto, conmigo se disculparon y me defendieron a capa y espada de los reclamos de este año…

A todo esto… Hoy me mandaron a hacer un acta y quedé a solas con el libro. ¿Cómo habrán arreglado legalmente el asunto? Bueno, así, una mamarrachada… una demostración fiel de que quedaron en posición adelantada de una manera atroz; la supuesta “coordinadora del área”, una usurpadora oportunista, y el rector que puso el gancho. Ahora tengo la prueba del delito…

Anuncios