Caravana

En camino

Visitar La Rioja me sorprendió. Fuimos en caravana, por una ruta donde no cruzamos casi a nadie más.

Comprobé muchas cosas que había estudiado en los libros; que las Sierras Pampeanas, bloques fracturados y elevados por el plegamiento andino, son en verdad macizos de roca, a veces de altura monumental (6000 metros y más) en medio de un llano, por donde las rutas circulan zigzagueantes, esquivándolas. Y cómo el desgaste ha producido un cono de sedimentos en la base que hace aflorar el agua capturada en las alturas, permitiendo el cultivo y la vida.

Así, en el camino las vimos aparecer de frente, como una pared de diferentes grises, un collage de cordones superpuestos, cuanto más lejanos, más nebulosos. Y entre mates y música, dejamos atrás millones de espinillos del árido monte, para llegar al interior de esta provincia que tantas ganas tenía conocer.

Anuncios