Arreglado empeorado

Benditos albañiles

Benditos albañiles

El edificio está en obra; nos están “arreglando” los problemas que han ido surgiendo en este último tiempo, lo cual no implica que estén bien arreglados. Lo que están viendo es el alféizar de mi ventana, que tenía una rajadura enorme… Nótese que debería haber quedado recto, cuando en realidad lo dejaron como con un agujero. Y ni hablar de la cinta que quedó pegada sobre un hueco vacío, por lo que se hunde con el dedo. Consecuencia: va a seguir filtrando agua y humedad. Esto parece el cuento de nunca acabar…

Anuncios