Un gustito

Fino y delicado
Fino y delicado

No me gusta ir a al psiquiatra, pero tengo que ir. Lo confieso.

Es la segunda vez que salgo ofuscada del consultorio, me incomoda ir, aunque reconozco que me hace bien. Por eso necesitaba un premio, un gusto, un estímulo. Y fue este saquito hermoso y delicado que vi en una vidriera. Con un leve brillito, hecho con cintas de raso, es una monada que me quise regalar en una mañana algo difícil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s