El festival de los bichos

Los dueños del puerto

Los dueños del puerto

Otro día primaveral en La Feliz, y salimos a caminar por la costanera. La gente se agolpaba mirando al mar: una ballena franca jugaba a pocos metros de la playa. Asomaba su trompa y sus aletas en el mar verde, entre las olas.

En el puerto, los lobos marinos aprovechaban  la tranquilidad y se asoleaban en los muelles. Se peleaban, se rascaban, se rendían ante el sol.

Volvimos caminando y eran dos ballenas jugando, una enorme y otra más pequeña. que sacaban las aletas en sintonía y resoplaban de tal manera que se escuchaba desde la costa.

Lindo día, lindo festival de bichos!

Anuncios