“Debés verte tan interesante”

Libros y café

Entre libros y café

Salí a caminar, a disfrutar de la tarde. Tenía fotos para imprimir, regalos para comprar, plantas para averiguar, un libro para elegir. Y cuando terminé la vuelta me senté en un café a completar mi diario, a hojear mis nuevas adquisiciones librescas… Fue entonces cuando el celular sonó, y le mostré el lugar, y él me acompañó a la distancia como tantas veces. “Debés verte tan interesante entre tus libros que me acercaría sin dudarlo y te invitaría algo”. Y me sacó una sonrisa…

Anuncios