El ir y venir urbano

Buenos Aires nunca duerme

Buenos Aires nunca duerme

Es lunes por la noche, y Vero y yo, de vacaciones, nos aprestamos a ir al teatro. La obra tenía lugar en la cúpula del primer plano, que nos abrió sus puertas, vetusta, y nos permitió admirar a Buenos Aires desde los techos. Pero antes, sacamos con Vero la cámara para fotografiar el ir y venir urbano de esa hora, ir y venir que parece no detenerse nunca, ni aún para dormir.

Anuncios