Final de la semana

Atardecer de una semana agitada

Atardecer de una semana agitada

Cuando la semana estuvo teñida de violencia, angustia, impotencia, bronca, como esta, llegar al atardecer del viernes es alcanzar el remanso. Es depositar las esperanzas en el fin de semana, en el tiempo de descanso que todo lo apacigua y nos permite tomar distancia y ver todo más claro. Es saber que podemos cargar energías para afrontar los desafíos de la semana que viene, que se viene difícil.

Anuncios