Milagros de vida

Un vivero en mi cocina

Un vivero en mi cocina

Que mi casa parece una selva no es una novedad. Pero que en mi cocina están todos los pichones de futuras bestias vegetales que colonizarán mis espacios es algo nuevo. Allí crecen los palos de la bestia del hall, la planta nueva que me dio Laura, que a la vez se la dio Elba (hay tráfico de plantas entre vecinos!!) Hijitos del potus que crece en casa, y de aquel que mi mamá me plantó una vez y que se fue con la planta al hall… Llegó la primavera y esta humilde casita va camino a ser un matorral!!

Anuncios