Como si nada

Volver a como estaba... aunque nada será igual

Volver a como estaba… aunque nada será igual

Finalmente hoy pude limpiar y poner la casa en orden. Todo volvió a ser lo de antes, como si nada hubiera pasado.

Pero las cosas pasaron, definitivamente. Y crecí en mi corazón. De todo lo que puse, energías, esfuerzos, ganas, alegrías, recibí con creces de vuelta. Y sobre todo, la experiencia de Guayana me liberó… me sacó un peso de encima.

Hoy mi casa volvió a ser la que solía ser… pero guarda entre sus paredes el recuerdo de los días compartidos y el resonar de las palabras en francés que hablábamos con los chicos.

Anuncios