Viaje en el tiempo

Una joya colonial

Una joya colonial

Paraty es hermosa, colores, historia. Son sus ventanas de rejas torneadas, la decoración de colores de sus paredes. Las calles de piedra, los faroles, los campanarios de las iglesias que asoman más allá. Las palmas y palmeras, los helechos y las flores que crecen entre medio de las casas.

El esplendor de la ciudad fue durante el comercio de café y productos minerales. Asi nació y creció esta joya colonial: como puerto comercial exportador.

Una gran experiencia caminar por allí, ser todo ojos para percibir sin perderse nada.

Anuncios