Encanto escondido

Londres desde St Paul

Londres desde St Paul

La visita a St. Paul marcó mi despedida de Londres. Una ciudad que tiene ese encanto que no sé aún a dónde está… pero que atrapa. Casi una semana en la capital británica y me he amigado con ella hasta apreciarla y disfrutarla. 

No pude sacar mi inglés, que sigue siendo una jerigonza a lo “I Tarzán, you Jane”, con afirmaciones gramaticales formuladas con tono de pregunta y demás aberraciones idiomáticas.

 Me despido de Londres con nubes, después de excepcionales días soleados y de calor. “Salgan a cubierta porque no van a volver a ver a Londres así nunca más”, decían los guías en el Támesis.

Valió la pena, la pasada. Muchas gracias y hasta pronto Londres!!

Anuncios