Me enamoré

Íconos de Amsterdam

Amsterdam hermosa

Con Amsterdam fue amor a primera vista.

Anoche llegué y pese al cansancio y la valija a cuestas algo me invadió de alegría y entusiasmo cuando tuve apenas una primera vista.

Hoy salí a caminar. Primero nublado y hasta con un poco de lluvia. Pero luego despejando. Deambulé sin rumbo, me dejé llevar a lo que podía encontrar. 

Mis pies me llevaron a la plaza Spy y al Beguinhof. Al Prinzengratch en el Barrio del Jordaan. A subir a la torre de la Ooste Kerke, al Osterpark y al Museumplein, desde donde tuve la  vista hermosa panorámica del Rijksmuseum.

Sus canales y sus bicicletas; sus puentes floridos y la torre de las iglesias que asoman en los canales, sus casas pintorescas que parecen torcidas… y la vista monumental de ciertos edificios. 

Amsterdam es bella. Me encantó.

Anuncios