En los polders

Día gris en Marken

Día gris en Marken

Me fui a ver los molinos, salí de Amsterdam. Quería ver los polders. Si los molinos antaño eran indispensables, hoy son un detalle pintoresco for export. Pero te cuentan en ellos el uso que daban a estos colosos.

Mas allá, en Volendam, el dam esconde tras de sí pequeñas casas. Un muelle de pescadores te permite embarcar a Marken, una isla que ya no es tal, porque un gran puente la convirtió en península.

Como siempre, salir de las grandes  ciudades te cambia la perspectiva. Te encontrás con las realidades profundas, las historias campesinas. Y en est Europa rururbana, las pervivencias y los cambios se ven en este tipo de espacios como una amalgama extraña y espectacular.

Anuncios