Cuando improvisamos

Brindis de amigas

Brindis de amigas

Lo interesante de tener una amiga que vive exactamente abajo es que podés ir a visitarla en pantuflas. Un mensaje de “¿tenés una cebolla que se me acabaron?” Puede ser motivo de una sesión de mates y cocina juntas. Y cuando alguna tiene problemas, no falta la botellita para alegrar las comidas y el espíritu.

Hoy fue de esos días en que brindamos de improviso por nuestra amistad… así que no llegamos a enfriar nuestra bebida para brindar por la amistad y echamos mano de los simpáticos hielitos de silicona salvadores.

Anuncios