Por el pueblo

Día de sol

Caminamos las calles, conocimos. Llegamos al supermercado, a la escuela, a la iglesia. Entramos a la ruca, y mientras Marcela trabajaba en su sala, de panza sobre el pasto me sumergí en el pequeño mundo que habita los jardines. El de los tréboles, los abejorros y los dientes de león.

Anuncios