Cuando el Sol se hunde

Un día de playa

Uno de los espectáculos más lindos del Pacífico es el atardecer. Sentarse en la playa a ver el sol que se hunde en el horizonte marino.

En Viña había marejada y las olas nos regalaron un espectáculo de espuma y sal. Murallas verdes atronaban al romper contra las rocas de la costa esparciendo gotitas y gotones. Y en medio de eso, el sol que se va.

Espectáculo magistral. ¿Quién necesita más para ser feliz?

Anuncios