Souvenir

Traficate un mate

Se cumplió el presagio. Marcela trajo la valija llena de (nuestra) ropa y se la llevó repleta de libros, mates y artesanías. 

Los mates ganaron por goleada. Tallados, pirograbados, teñidos, con alpaca, de caña. La mayoría de calabaza, la mayoría con el nombre de su dueño asignado desde aquí.
Después de 45 días, hoy nos separamos. Y pucha que se la extraña.

Anuncios