Desde Paraguay

Cultura culinaria guaraní

Cultura culinaria guaraní

Todo comenzó en la feria, el mes pasado. Julián, que tiene familia misionera, quería comer mbejú; porque el día que su mamá hizo fue el mismo en el que él estaba mal del estómago. Ese día de feria, la espera fue infructuosa y debimos conformarnos con un pedazo de sopa paraguaya que era lo que quedaba en ese momento.

De ahí surgió la idea: la sopa paraguaya, esa receta olvidada… la comía de chica, cuando Peta se quedaba a cuidar la casa de la tía mientras ellos veraneaban en Villa Gessell. Nosotros íbamos a visitar a la abuela y nos encontrábamos con que la tía no estaba y que Peta nos mimaba con chipa y sopa paraguaya. Desde entonces creo que nunca había vuelto a comer.

En mi búsqueda de recetas saludables y nutritivas, nada como volver a las fuentes. Recordar que esa receta existía me llevó derechito a internet a googlear la receta y a la dietética a comprar harina de maiz.

Hoy domingo lluvioso, comimos entre amigos mbejú y sopa paraguaya, entre mate y mate.

Anuncios