Un poco de descanso

Un día de sol

Salimos a caminar, día de sol; nada de viento. El mar era una pileta celeste, los pesqueros iban y venían. La costanera era una multitud de caminantes. Unas vistas espectaculares de la ciudad, hermosas postales de una ciudad más que pintoresca. Broche ideal para un fin de semana soñado.

Anuncios